Sistemas de calefacción II. Cómo calentar toda la casa sin necesidad de hacer reformas

La prometida segunda parte del análisis a los radiadores del mercado está aquí. 
Hasta el momento, te hemos hablado de los sistemas de calefacción que puedes aplicar para solucionar situaciones puntuales en tu vivienda o instalación.
 Ahora revisaremos las opciones disponibles para cuando el calor debe llegar a todos los puntos de la casa y evitar que en el salón haga tanto frío que se pueda desarrollar una competición de los juegos de invierno.

Para este caso, la mayor parte de las soluciones que tenemos son eléctricas: desde los tradicionales radiadores de fluido, sus “hermanos” más modernos, de calor azul, hasta los paneles o los acumuladores de calor.

Al usuario que pregunta por un electrodoméstico siempre le pedimos lo mismo: antes de elegir, que describa la necesidad y piense en el problema que quiere solucionar. Del mismo modo que recientemente recordamos que no es lo mismo frío que humedad, ahora debemos pensar que no es lo mismo climatizar que calentar. Es necesario tener claros ciertos aspectos. ¿Cómo es la zona en la que se necesita calor? ¿Cuántos grados hay de diferencia con el exterior? ¿Cómo es el aislamiento de la vivienda? Atendiendo a estas necesidades podemos ayudar con más facilidad a elegir el sistema de calor que ofrecerá un mayor rendimiento.

Calefacción

Imagen: Pixabay

Si se trata de un sistema para instalar en una región de temperaturas suaves, entre los dispositivos eléctricos existentes, tal vez sea interesante el llamado calor azul. Se trata de radiadores de resistencia, como los de aceite, que explicamos en la entrada anterior, pero con un fluido diferente que alcanza antes las temperaturas deseadas.

Al ser un sistema bastante demandado, existe una amplia variedad de tamaños y puedes hacerte con calefactores dimensionados (por módulos) para cada estancia de la casa. La gran ventaja de estos radiadores es que, siempre que tengas enchufes en la habitación, tendrás donde colocar el radiador. Solo hay que atornillar un par de soportes por cada calefactor y listo. Otra gran ventaja son los termostatos individuales, que te permiten planificar el momento en que se encenderá cada radiador y fijar una temperatura tope en la que parar automáticamente. Esto evita el malgasto de energía y crear ambientes demasiado secos y calientes.

Acumulador de calor HAVERLAND

Acumulador de calor HAVERLAND

Un sistema que sirve para toda la casa y está considerado como puntero entre los orientados a ahorrar es el de acumuladores de calor. Esta propuesta, que depende de una instalación eléctrica es similar a la que en su tiempo ofrecieron como tarifa nocturna. Se basa en la acumulación de calor en el periodo en el que la electricidad es más barata, y en su liberación en las horas del día que el usuario elija. Con el paso del tiempo ha desaparecido la tarifa nocturna, pero sigue habiendo sistemas de discriminación horaria que permiten consumir electricidad en momentos del día en que esta es más barata. El acumulador podría ser comparado con una batería, pero no reúne electricidad, sino que genera directamente el calor, que se mantiene y se conserva para ser liberado posteriormente. Esta explicación es la más sencilla para entender el aparato, aunque debes saber que el proceso de liberación dependerá de lo que tu estimes necesario y de lo que programes, por lo que la clave fundamental para obtener un buen resultado es que calcules cuanto calor vas a liberar, durante cuánto tiempo y si este será suficiente para alcanzar confort. Eso sí, la ventaja es que esta programación la puedes ir cambiando y ajustando hasta encontrar el punto óptimo. El sistema de acumuladores es uno de los más recomendados en los foros de especialistas en calefacción eléctrica. Las pegas que se le suelen poner se refieren a las fluctuaciones del precio de la electricidad y la complicación del sistema de discriminación horaria, pero en su favor hemos de decir que es considerada la opción más económica en proporción al tiempo de uso. Es decir, que sí suponen un ahorro para aquellos usuarios que quieren mantener la calefacción puesta muchas horas al día.

Los emisores termoeléctricos de resistencia cuentan con una nueva versión recomendada para usos prolongados. Se trata de paneles de aleación o de cerámica. Los paneles de aleación suelen tener una forma más decorativa que los radiadores eléctricos convencionales, pero su principal ventaja no es esa, sino la duración del calor. Están pensados para que el material acumule la energía calorífica y dure más tiempo. Si bien es cierto que también tardan algo más en alcanzar la temperatura deseada. En este caso, se recomienda su instalación en estancias en donde se necesita de un sistema para un uso prolongado y continuo.

Emisor térmico Newatt

Emisor térmico Newatt

Otro elemento del que todavía no hemos hablado es el calefactor toallero. Muchas de las opciones que recomendamos en el post anterior parecían idóneas para el baño, pero eran portátiles y adaptables a otras necesidades. El toallero se diferencia de ellas en que es un elemento que se debe fijar en una pared del baño. Su forma, con las barras emisoras en horizontal permite su uso como toallero y, a la vez, el empleo como radiador. Facilita el secado de las toallas y que estas estén a una temperatura agradable en el momento de salir de la ducha. Al contrario que otros calefactores, no supone ningún peligro dejar sobre ellos prendas de vestir cuando están encendidos y están más preparados para no deteriorarse con la humedad. Es una opción de consumo medio, es decir, que se recomienda para usar unas horas, y no puntualmente.

Con esto queda resuelta nuestra ‘deuda’ en lo que a calefacciones para toda la casa se refiere. Nosotros tenemos claro que, ni la instalación ni el coste son un impedimento para contar con fuentes de calor en toda la vivienda. Si tú no acabas de convencerte, podemos ayudarte a analizar tu caso y obtener la respuesta adecuada antes de que llegue el invierno.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Menú