La cámara réflex Canon EOS 1200D, tu mejor propósito para el Año Nuevo

No somos expertos en fotografía pero sí en compras, por eso te podemos garantizar que la Canon EOS 1200D es una de las mejores opciones del mercado de cámaras réflex.

¿Y por qué una réflex?, os preguntaréis. Bajo nuestro punto de vista, el de humildes vendedores, es indiferente una réflex que una compacta. Si satisface las necesidades del consumidor y es un producto de calidad, estaremos encantados de venderlo. Sin embargo, sois vosotros, los usuarios, los que día a día vais dando el salto desde las cámaras pequeñas a las que tienen el espejo incorporado, objetivos intercambiables y ofrecen más posibilidades que los cuatro filtros del teléfono móvil, el palo de los selfies o el disparador automático de los aparatos con prestaciones limitadas.

Aunque en un tiempo pareció que los smartphones con lente incorporada se iban a comer todo el mercado de la fotografía, el efecto fue el contrario a medio plazo, pues los móviles con óptica han metido el gusanillo de la imagen a miles de usuarios que, de otro modo apenas se habrían fijado en esta disciplina. Y si lo que te gusta es cazar instantáneas con el teléfono, el siguiente paso natural es hacerte con una cámara que, sin ser demasiado costosa o complicada, ofrezca unos resultados profesionales, o casi.

Canon EOS 1200D

Cámara Canon EOS 1200D. Foto: Equipo Soutelana

En este sencillo resumen tenéis el motivo por el que los consumidores demandan máquinas como la Canon EOS 1200D y similares. La causa por la que este modelo en especial es un superventas del mercado se debe a varias de sus características que ahora mismo os detallamos:

Primero, las prestaciones. Canon EOS 1200D no es ‘hija única’ de Canon, sino una de las herederas de una saga diseñada especialmente para los usuarios aficionados que quieren iniciarse en el mundo de la fotografía o mantener esta afición con unas altas prestaciones sin pasar demasiados apuros con el ‘manual de usuarios’. Así, la EOS 1200 incorpora todo lo que se le suele pedir a una máquina para iniciarse: una pantalla digital LCD de grandes dimensiones, un sensor con nueve puntos de enfoque, más de una decena de modos de disparo, sin contar el manual; un modo de enfoque inteligente de escena que analiza la luz y el encuadre y selecciona los ajustes más indicados para la misma, un disparador que permite captar hasta tres instantáneas por segundo, capacidad para grabar vídeos HD, 18 megapíxeles, sensibilidad ISO 6400 para realizar ‘trabajos’ incluso en condiciones complicadas de iluminación, filtros de imagen para composiciones creativas… Y todo, en un aparato robusto que pesa 480 gramos, muy poco para una cámara de este tipo.

La lista de prestaciones en larga, pero sin la máquina en tus manos, un tanto aburrida, así que mejor pasar a la siguiente ventaja que ofrece sobre sus competidoras: el manejo.

1200D-front

Cámara Canon EOS 1200D. Foto: Web Canon

1200D-back

Cámara Canon EOS 1200D. Foto: Web Canon

1200D-left

Cámara Canon EOS 1200D. Foto: Web Canon

Que no, que no. Nadie dice que sea fácil subirse al carro de la fotografía como aficionado. Más sencillo puede resultar aprender a cazar zorros en la campiña inglesa o incluso hacer encaje de bolillos. Lo malo de la fotografía es que requiere tiempo hacerse con una buena colección de instantáneas que valgan la pena. Lo bueno, es que, una vez que te haces con el control de tu cámara, todos tus grandes momentos, familiares o profesionales, serán momentos de película. Lo decimos en serio. ¿Cuántas fotos de cumpleaños y reuniones familiares serían perfectas si no tuvieses los ojos rojos, o la mitad de la cara borrosa? En Canon tienen claro que tu intención es hacer grandes fotos y el método para ahorrarte tiempo y esfuerzo en el camino para conseguirlo. Por eso una de las principales novedades que ‘venden’ con la EOS 1200D es la EOS Companion App. Sí, una app para el smartphone. Hoy en día parece que nada pueda funcionar sin un manual de sabiduría para descargarse al móvil. En este caso es buena idea, sobre todo si eres un aficionado que quiere lograr avances. Para empezar, es compatible con Mac y Android y se puede descargar incluso con un lector de bidi. Para seguir, es un perfecto y sencillo resumen de las utilidades de la cámara que puede ahorrarte la lectura del manual de instrucciones. Eso sí, mejor hacer todas las pruebas de imagen una a una, para ir comprobando los resultados de todo lo aprendido. La ventaja de la App es que el móvil irá contigo a diario incluso cuando te lleves la cámara, de modo que si surge alguna duda o problema, la tendrás a mano para realizar consultas rápidas y obtener respuestas sencillas. Canon se toma muy en serio eso del seguimiento al cliente, de modo que además te recomienda suscribir el producto adquirido a su web para poder seguir recibiendo consejos, actualizaciones y nuevos tipps para este modelo, algo que puede resultar muy recomendable, sobre todo si ya te haces fan de la marca.

Por último, el tercer elemento por el que esta cámara es altamente recomendable es el precio. La colección de ventajas que citamos en los párrafos anteriores es difícil de encontrar reunida en un solo aparato que esté en torno a los 400 euros en el mercado. Además, la mayoría de los packs incluyen un objetivo con el que hacer los primeros pinitos en el mundo de la fotografía (el objetivo 18-55 9127B031, en el caso del que hay disponible en soutelanaelectrodomesticos.com).

En definitiva, que si todavía no has dado con el propósito para 2016, tal vez la fotografía sea la afición que te está esperando para cambiar tu vida. Si es así, este pequeño gran aparato solo podrá darte alegrías.

 

 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Menú