¿El tambor de tu lavadora huele mal? ¡Sabemos cómo solucionarlo!

Aunque las grandes marcas de lavadoras han introducido tantas novedades que los últimos modelos parecen naves espaciales, uno de los problemas endémicos de estos electrodomésticos, el mal olor en el tambor, no es algo que la tecnología punta pueda solucionar en solitario. Eso sí, con un poco de sentido común y siguiendo alguno de nuestros consejos, será un mal muy sencillo de solucionar.

¿El tambor de tu lavadora huele mal? ¡Sabemos cómo solucionarlo!

Algo huele a podrido en el tambor… y no es un calcetín sudado. El primer paso para resolver este tipo de situación es identificar el problema. Al igual que sucede con el lavavajillas, muchas veces creemos que, por el mero hecho de ser electrodomésticos que limpian y que funcionan con agua a diario, las lavadoras no pueden generar malos olores. La clave para distinguir entre una situación puntual y un auténtico problema está en observar. Si al colgar la colada encuentras un olor diferente en la ropa, si notas que las prendas se quedan con un olorcillo a humedad aún estando secas, o si el interior de la lavadora desprende también ese aroma aún estando vacío, es más que probable que estés ante uno de estos casos y cuanto más tiempo dejes pasar, más se acentuará el problema.

¿Autolavado o no? He ahí la cuestión. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los lavavajillas incluyen autolavado y las lavadoras no? No es cuestión de añadir más programas, sino de nombres. El equivalente a un autolavado sería un programa a temperatura máxima, por ejemplo, a 90 grados. Es recomendable que, cada cierto tiempo, dejes la lavadora vacía y realices este tipo de programa, para evitar la proliferación de hongos y bacterias en el aparato. Como mínimo, deja que el programa dure media hora, y si tienes dudas, aplica un detergente autolimpiante para este tipo de aparatos. También puedes añadir lejía, aunque si optas por este producto debes realizar un doble aclarado y probar con una prenda vieja después para asegurarte de que ningún resto daña el color de la colada.

El tambor de la lavadora huele mal

Foto pixabay

Otros expertos recomiendan que se emplee una tacita de bicarbonato o un poco de vinagre en estos programas de alta temperatura, pero nosotros, ante la delicadeza y complejidad de algunas máquinas, preferimos no emplear productos inusuales y evitar así riesgos de cara a conservar la garantía del electrodoméstico frente a posibles averías.

El filtro guarda un secreto…. y la goma otro. Lo más probable es que sea un calcetín o un pañuelo de papel mojado, pero lo cierto es que cualquier objeto inesperado puede aparecer en la lavadora fruto de un descuido. Si no hacemos limpieza con frecuencia, estos objetos crearán atascos de material que en cuestión de días en enmohecerá y se pudrirá. En la goma de la puerta, además quedan sedimentos de polvo, arena y otras sustancias que, si no se retiran con puntualidad se convierten en una pasta de aroma poco recomendable. Si queda condensación en la puerta o líquido en la goma, no está demás pasar una bayeta absorbente para evitarlo.

Puertas abiertas en tres, dos, uno… Básicamente, si la lavadora huele mal necesita airearse. Es preciso poner punto y final a la costumbre de cerrar en cuanto se vacía la colada. Lo más recomendable es que el aparato se airee. Tampoco debemos llenar de inmediato de ropa sucia y dejar el compartimento cerrado pero sin encender. Es decir, la lavadora debe llenarse en el momento de ejecutar el programa y también vaciarse con celeridad. Así, no se impregnará del “tufillo” de la ropa sucia, ni estará horas ‘cociendo’ nuevos aromas en ropa mojada.

Detergente sí, pero el justo. Que sí, que sí, que puedes prolongar la vida de tu lavadora con un antical, pero todo lo que estás ganando por un lado lo perderás por otro si usas demasiado detergente. En especial, si abusas de los programas cortos y del agua fría. Todo tiene su justa medida y el jabón, también. Si te pasas, los restos se acumularán en el exterior del tambor, en la zona no visible del mismo y la masilla que se formará contribuirá a que el electrodoméstico rinda menos y se airee peor. Así que, mídete para que circule el aire por las entrañas de tu lavadora y esta pueda durar más tiempo. Ya de paso, es recomendable limpiar el cajetín del detergente y extraerlo un par de veces al año por lo menos.

Con estas ideas tienes suficiente para que tu lavadora huela como la casita de Mimosín de nuevo. Si después de aplicarlo sigues obteniendo coladas con cierto hedor a humedad, es probable que haya una avería técnica como trasfondo o un problema con el desagüe, así que te recomendamos que consultes con un profesional.

 

3 comments on “¿El tambor de tu lavadora huele mal? ¡Sabemos cómo solucionarlo!”

  1. Reparación lavadora madrid

    Muy concreta y correcta la información. A veces para explicar a los clientes algo sobre las lavadoras, lo mejor es recomendar ciertas páginas como esta.

    ¡Buen trabajo!

    Un saludo,

  2. Marina

    ¡Hola! Soy Marina de Furgo.io y estoy encantada de poder realizar este comentario personal en vuestro blog. La verdad es que en mi lavadora ya empezamos a notar ese olor y pondré corriendo algún producto de los que habéis nombrado seguro, al menos un chorrito, en el lavado a noventa grados.

    Gracias por permitirme comentar, seguiremos leyendo desde el equipo vuestro blog. Un saludo,

  3. lavamos

    Son recomendaciones importantes y sencillas que debemos aplicar cada sierto tiempo, que los servicios tecnicos no las damos, pero gracias a ustedes recomendaremos su pagina
    buenos dias

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Menú