Diferencias entre las principales cafeteras de cápsulas del mercado

Si planeas comprar una cafetera de cápsulas, probablemente ya te habrás dado cuenta de que dar con la máquina ideal puede llegar a ser todo un reto. Y es que en los últimos años los fabricantes de este tipo de cafeteras han proliferado gracias a su éxito en el mercado, que se basa sobre todo en su facilidad de uso y comodidad.

tas1201

Por eso, y con el objetivo de que  tengas la mayor cantidad de información posible a la hora de elegir, hemos preparado una comparativa entre las familias de cafeteras de cápsulas más populares del mercado. Echa un vistazo y decide por ti mismo.

 

  1. Nespresso

Probablemente la más conocida, gracias sobre todo a sus exitosas campañas de publicidad. El sistema Nespresso de Nestlé cuenta con un amplio abanico de modelos que llevan el sello de algunos de los mejores fabricantes del sector, como Krups o Delonghi.

Su oferta de cápsulas tampoco se queda atrás, con un buen número de variedades donde elegir. En cuanto a la calidad de las tazas resultantes, sin duda se lleva el premio: un gran café sin tener que salir de tu cocina.

En su contra podemos decir que es una de las más caras y que sus cápsulas son un tanto exclusivas, ya que se limitan a la marca Nestlé y no son fáciles de encontrar.

 

  1. Nescafé Dolce Gusto

Otra cafetera de Nestlé, aunque en este caso se puede considerar la “hermana pequeña” de la Nespresso. Con precios más asequibles, está fabricada con materiales más baratos y su café no es de tanta calidad, aunque suple estas carencias con un sistema que permite elaborar exquisitos capuchinos y chocolates.

Su manejo es realmente sencillo, y al contrario que la Nespresso, sus cápsulas sí pueden encontrarse fácilmente, aunque también es compatible solo con Nestlé. Recomendada para los aficionados al café menos exigentes o aquellos que priman la comodidad y economía por encima de la calidad.

 

  1. Tassimo de Bosch

Este sistema tiene como gran baza su extraordinaria variedad de bebidas, y además de diferentes marcas, por lo que tendrás muy fácil acceso a ellas. Dispone de un sistema de dosificación semiautomático, por lo que con solo pulsar un botón tendremos la taza que deseamos. Esto puede ser una ventaja o una desventaja, ya que por un lado no hay que complicarse la vida cambiando parámetros, pero por otro lado ofrece pocas opciones para ajustar el café a nuestro gusto.

El hecho de que una firma como Bosch esté detrás de esta cafetera inspira mucha confianza, ya que son máquinas de gran calidad y muy consistentes. Y con un buen diseño, lo que siempre es un plus.

 

  1. Senseo

La Senseo de Philips es la más económica y sencilla de manejar, aunque su diseño no es muy atractivo y es más aparatosa que las demás. La calidad de su café también se queda un tanto por debajo con respecto a sus competidores, en parte debido a que su bomba no alcanza la presión que sí alcanzan otros modelos, pero aún así podremos tomarnos unas tazas más que dignas.

Las monodosis que utiliza son las más baratas de esta comparativa, ya que son del tipo Easy Serving Espresso (E.S.E.), en lugar de las cápsulas características de sus competidoras.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Menú