Aspiradores Low cost y sus nuevas etiquetas: la revolución de consumo y rendimiento

El mundo de los aspiradores ha dado un giro radical en los últimos años. El producto, que en su día supuso un avance impagable en el mundo de la limpieza, ha llegado a un nivel de especialización que prácticamente nos permite que, bajo el nombre categórico de aspirador, nos encontremos tres tipos de aparato diferentes. 

Por un lado se encuentran los aspiradores robot, que andan solos, como el Roomba y que están en pleno auge. Por sus ventajas obvias y nivel de novedad, ocupan la escala más alta en la pirámide de precios. 

En otra órbita nos encontramos una idea muy alejada de la del robot que circula solo por la casa: las aspiradoras escoba. Sin cable que las una a las paredes, con fácil manejo y cada vez mayor capacidad, estas aspiradoras ganan adeptos por su ergonomía, ya que no obligan al usuario a inclinarse ni a cargar con el peso extra de la base. 

En una tercera categoría se quedan las aspiradoras básicas, también llamadas de trineo. Son las de toda la vida, y precisamente de ellas vamos a hablar en esta entrada. Si en algún momento pareció que estos útiles aparatos estaban quedándose atrás a causa de la aparición de versiones más modernas, esa idea está lejos de ser realidad. Muy al contrario, los cambios en la normativa de fabricación y las novedades introducidas por las marcas hacen que las aspiradoras clásicas sigan siendo indispensables en el hogar. La ventaja es que en muchos casos, al ser modelos sencillos, estos aspiradores han pasado a ocupar la franja más baja del rango de precios, de modo que se han convertido en aparatos “low cost”, con un consumo cada vez menor y un rendimiento extraordinariamente competitivo.

Aspirador de trineo

Aspirador de trineo. Foto web Electrolux

Aspiradores Low cost

La culpa de esto último la tiene la normativa puesta en marcha por la UE en 2014 que obliga a las marcas a etiquetar de modo diferente estos aparatos y a adaptarse a nuevos parámetros que, según la OCU, han servido para demostrar que los aspiradores podían consumir menos y ser más eficaces. 

Así, desde hace dos años no se pueden fabricar aspiradoras de cuya potencia absorbida, es decir, cuya potencia de succión real (distinta de la potencia eléctrica a secas) supere los 1.600 W. Otros requisitos son que se cumplan unos parámetros en la calidad del aire expulsado, que el nivel sonoro del aspirador se ajuste a la normativa y que su rendimiento sobre el suelo de moqueta o sobre el suelo duro cumpla unos mínimos requisitos. 

¿Y cómo puedes enterarte de que la aspiradora que te interesa se ajusta a la nueva norma?

En realidad, esa es la mejor parte de la noticia: las nuevas etiquetas contienen toda esa información y podrás entenderlas de un simple vistazo. 

Etiqueta energética de las Aspiradoras

Etiqueta energética de las Aspiradoras

La potencia eléctrica, como siempre, viene marcada en la parte alta de la misma con idéntico sistema al del resto de electrodomésticos, mediante la clase de eficiencia energética. En un nivel inferior del icono informativo nos encontramos con el dato de consumo anual. Se estima en kilovatios consumidos por año, calculando el consumo medio del modelo con un uso fijo de 50 veces sobre una superficie de unos 90 metros. La nueva norma no permite fabricar aparatos que consuman más de 62 kW al año.

En el siguiente nivel tienes dos iconos nuevos. A la izquierda, uno con nubes, es el que contiene los datos sobre la calidad del aire emitido tras aspirar o la reemisión de polvo. Es importante que las partículas de polvo se queden dentro del aparato y no vuelvan a salir, para garantizar la calidad del aire.

A la derecha, en decibelios, se marcará la potencia sonora, en este caso, cuánto menos, mejor. Por último, en la parte inferior, a derecha e izquierda, encontraremos los datos del rendimiento del aparato sobre moqueta y sobre suelo duro. Para este cálculo se usa una moqueta estándar y la UE exige que todos los aspiradores presenten una succión del 70% o superior. 

En superficie dura, también sobre un suelo de loseta con juntas estandarizadas, se exige que los diferentes modelos alcancen el 95% de la materia aspirable.

Hasta aquí el repaso a las nuevas condiciones para los aspiradores de trineo en el mercado, que dejan totalmente en evidencia a sus antecesores, tanto por consumo como por calidad de la limpieza. Si quieres encontrar algunos de estos modelos de bajo coste y bajo consumo, te recomendamos que eches un ojo a nuestra selección. Uno de los ejemplos que cumple todas estas exigencias es este Bosch.

 Si te ha gustado, ¡compártelo! 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Menú